Aceite de rosa mosqueta para rostro y cuerpo

Aceite de rosa mosqueta para rostro y cuerpo: Conoce sus beneficios

El aceite de rosa mosqueta se caracteriza por un agradable aroma además de propiedades beneficiosas que nutren y regeneran la piel. ¿Cuáles son los efectos del uso de aceite de semilla de rosa mosqueta en la cara, el cuerpo y el cabello? En este post, te lo decimos:

¿Qué es el aceite de rosa mosqueta?

El aceite de rosa mosqueta es una grasa vegetal producida a partir de semillas (semillas) de una planta perteneciente a la especie Rosa Canina, que tiene valiosas propiedades aromáticas y de cuidado.

Bajo este nombre, también se pueden ocultar otros productos, por ejemplo, aceite de fragancia hecho a base de otro aceite (por ejemplo, girasol), cuya fragancia se le dio mediante la adición de extractos de rosa mosqueta. El siguiente artículo está dedicado al aceite que se elabora a partir de las semillas de esta planta.

Propiedades del aceite de rosa mosqueta

El aceite de semilla de rosa mosqueta tiene propiedades antioxidantes naturales. Gracias a esto, protege contra los efectos nocivos de la radiación UV, que es en gran parte responsable del envejecimiento de la piel. Los estudios han documentado que tomar semillas de rosa mosqueta por vía oral durante ocho semanas produce efectos en forma de:

  • mejorar la elasticidad de la piel
  • reducción de las arrugas (las llamadas patas de gallo)
  • aumentando el nivel de hidratación de la piel

El aceite de rosa mosqueta es rico en ácidos grasos esenciales . Por ello, también se utiliza para reafirmar y regenerar la piel.

El uso del aceite de rosa mosqueta

El aceite de semilla de rosa mosqueta se puede utilizar:

  • como ingrediente de cosmética facial y corporal (cremas, mascarillas, lociones con acción anti-edad, regeneradora y mejoradora de la elasticidad de la piel).
  • para nutrir tu cabello (masajea una pequeña cantidad en tu cabello, espera alrededor de una hora y luego lávate con champú).
  • como aceite de fragancia en aromaterapia.
  • como un componente dietético rico en ingredientes antioxidantes y antiinflamatorios que protegen contra enfermedades crónicas, así como una fuente de valiosos ácidos grasos insaturados.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.