Cómo fortalecer las uñas naturalmente

Cómo fortalecer las uñas naturalmente

¿Estás preparada para dejar las uñas de gel y volver a las naturales? Sea cual sea la razón por la que quieras volver a las uñas básicas, necesitarán un cuidado especial para que no queden residuos y recuperar su brillo. Los consejos que tenemos te ayudarán a cuidar y mejorar la salud de tus uñas naturales.

Uñas sanas

Las uñas falsas o artificiales (por muy bonitas que sean) siempre perjudican la salud de las uñas. Muchas de las mujeres, cuando intentan volver a sus uñas naturales, se sorprenden de lo frágiles que son.

Los productos químicos que intervienen en la aplicación de las uñas de gel pueden causar diversos daños. Todo depende del grado de desgaste, de la eliminación del producto químico y de la salud de la uña antes de la aplicación. Si ya tenías las uñas frágiles y quebradizas, se debilitarán aún más. Si antes tenías las uñas fuertes, es probable que en poco tiempo puedas recuperar la fuerza natural.

Cómo quitar el gel

El primer paso del proceso es retirar el gel o el material acrílico. Lo ideal es que este proceso se realice con un profesional. Hay formas de eliminar el producto en casa con el uso de acetona concentrada o papel de lija. Pero si no tienes experiencia, puedes acabar dañando aún más tus uñas y cutículas.

Una vez retiradas las uñas postizas, la uña natural puede tener un aspecto desigual, seco y quebradizo. Al no recibir oxígeno y sufrir una disminución de la estimulación, tanto el aspecto como el crecimiento de la uña tienden a atrofiarse. Por lo tanto, tendrá que seguir algunos pasos y procedimientos para recuperarlos:

Cómo recuperar las uñas

Pasos a seguir

  • Manicura semanal: aunque supone un gasto adicional, ayudará a estimular la circulación de la uña, favoreciendo su crecimiento. Si prefieres un tratamiento casero, llena un recipiente con agua tibia y remoja los dedos y las cutículas durante 10 minutos. A continuación, retire las cutículas y realice un masaje estimulante en cada mano.
  • Aceite para la cutícula: este aceite, como la vitamina e, la queratina o el aceite de semilla de uva, debe aplicarse durante el masaje. Las vitaminas esenciales que se encuentran en este tipo de aceites naturales ayudan a promover el crecimiento saludable de las uñas.
  • Cortar las uñas: en la fase de recuperación, lo ideal es mantenerlas cortas. No te apresures a dejar crecer tu uña. En cambio, cuida su salud en general. Las uñas finas, dañadas y de crecimiento rápido difícilmente pueden durar mucho tiempo con una apariencia saludable.
  • Aplicar productos fortalecedores: muchos esmaltes fortalecen la uña y tienen propiedades estimulantes. Busca un esmalte de base que ayude a fortalecer el tuyo y aplica el producto cada tres días si es necesario.
  • Evita el esmalte de uñas: aunque puedes seguir pintándote las uñas, una menor exposición a los productos químicos es mejor para fortificarlas. Si puedes pasar una o dos semanas sin esmalte, la uña se recuperará más rápidamente.
  • Tratar cualquier infección: las uñas de gel que están ligeramente separadas de la uña, lo que favorece la aparición de hongos y bacterias. Si las uñas se han vuelto finas o descoloridas, o si presenta enrojecimiento o dolor, acuda inmediatamente a su médico para que le aplique un tratamiento.

Tengan paciencia.

Volver a las uñas naturales después de usar uñas de gel durante mucho tiempo es un proceso que requiere paciencia y expectativas realistas. Una vez acostumbrada a la durabilidad y el grosor de las uñas artificiales, las naturales suelen requerir más cuidados y atención.

Tenga en cuenta que los beneficios a largo plazo incluyen menos mantenimiento y menos exposición a los productos químicos. Una vez que tus uñas vuelvan a estar sanas, sigue tratándolas bien y pintándolas a tu gusto.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.