Uñas y pelo quebradizo

Auxilio: Mi pelo y mis uñas se me parten, ¿qué hago?

No hay porqué preocuparse, sigue nuestros consejos y devuélvele la vida a tu cabello y a tus manos.

 

Si ves que tu cabello se esponja o se ve sin brillo, es probable que tengas el cabello quebradizo. No te preocupes, es algo que sucede gracias a la constante exposición a los rayos del sol (#AunqueCuarentena), sales, tintes, plancha, secadora y tratamientos muy agresivos para tener un cabello espectacular.

Pelo quebradizo

¿Qué puedes hacer para volver a tener tu melena de ensueño?

 

Primero lo primero: hacer una cita con tu peluquero de confianza para hacerte un corte y regenerar las proteínas de tu cabello. Como el cabello es 88% de proteínas, es importante que al momento de regenerarlo, los productos lo nutran hasta la raíz y además sellan las cutículas abiertas.

 

El cabello quebradizo suele afectar más a las melenas largas, que ya tienen antigüedad de 2 años, más o menos. Y para prevenirlo, se recomienda utilizar productos bajos en sal y ricos en aceites naturales, así como disminuir las frecuencias de los tratamientos con calor.

 

Recomendaciones de los expertos para melenas de ensueño.

 

  • Elige el Champú y Acondicionador que tenga mayores cantidades de contenga aceites vegetales como argán, macadamia, coco o almendras y que tenga una consistencia untuosa en lugar de líquida. Esto garantizará que tu cabello recobre fuerza y elasticidad.
  • Usa crema para peinar. Contrario a lo que la mayor parte de las personas creen, el peinar tu cabello con una crema hidratante previene la resequedad. Eso sí, busca que sea el complemento ideal para tu champú y acondicionador.
  • ¿Y si te haces una mascarilla? Tu pelo también debe hacerse una mascarilla de cuando en cuando. Nosotros te recomendamos cada 2 semanas, con tus aceites favoritos, desde el aguacate hasta una mascarilla con crema de almendras y karité. Recuerda que mientras más lo hidrates, más elástico y brillante se va a ver.
  • Bájale al calor. Nosotros somos partidarios de que lleves tu pelo al natural de cuando en cuando para que se relaje y descanse del calor. Pero, si lo vas a alisar o rizar de forma artificial, hazlo con temperaturas bajas y con un protector para el calor.

¿Y la salud de mi pelo también se refleja en mis uñas?

 

La respuesta es sí. Ya que la naturaleza y el calor afectan la salud de tu cuerpo en general. Las uñas quebradizas y débiles pueden ser síntoma de alguna enfermedad o un desequilibrio en tu vida diaria. También, como pasa muy frecuentemente, es que nos las mordemos y esto ocasiona microfracturas que impiden su crecimiento sano.

 

Para la primera causa que mencionamos, ve con un nutriólogo, que ajuste los niveles de vitaminas y antioxidantes de tu dieta. Para la segunda, ven a hacerte la manicura. Ya que está comprobado que el tener uñas postizas reduce la ansiedad de morderte las uñas y el mantenimiento de ellas, estimula el bienestar y la sensación de paz.

 

¿Y cómo puedo fortalecer mis uñas?

 

Existen varios métodos que van desde aplicar un endurecedor de uñas cada tantos días como los cambios en la dieta proporcionada por un especialista en el área. Te explico:

 

  • Aunque suene complicado, lo primero que tienes que hacer es no morderte las uñas bajo ninguna circunstancia.
  • Después ten constancia a la hora de hacerte la manicura: deja tus uñas cortas y sin esmalte y aprovecha la oportunidad de hacerte masajes que estimulen su crecimiento con aceites vegetales.
  • Puedes probar con endurecedores naturales que tienen una alta concentración de biotina y queratina, proteínas que componen las uñas. Y que ayudan a sellarlas por completo.
  • Así como utilizar cremas hidratantes para las manos y uñas, que estén reforzadas con altas dosis de vitamina b12 y almendras, que hidratan y mantienen tu piel suave.

Poco a poco, verás la diferencia.