Uñas francesas

Uñas francesas

Uñas francesas

Historia

La Manicura Francesa es nacida en Francia de 1975 por Jeff Pink (director de la película Orly). Este estilo de uñas se originó porque los directores de cine querían un estilo de uñas sencillo, practico y bonito que combinara con cada uno de los atuendos de las famosos de Hollywood. Para la época,  las manicuras se veían forzadas a cambiarles el color de las uñas varias veces al día en el set de filmación para que combinaran con los diferentes vestuarios de cada escena que se rodaba; significaba que este trabajo llevaba mucho tiempo. Por tal razón, Jeff Pink remedió este problema dando la idea de pintar las puntas de las uñas con esmalte blanco para luego cubrirlas con un bonito tono brillante y natural.

 Este nail look fue llevado a las pasarelas de moda en París, donde tuvo mucha recepción; y por la aceptación que tuvo en Francia, decidió nombrar a su creación “Manicura Francesa” (French Manicure). Hoy por hoy, la Manicura Francesa es una de las más usadas como lo era en los años 70. Desde su concepción, se han creado diferentes tonos, kits y productos especializados y exclusivos para este clásico look. Además de sumár los trabajos de decoración de uñas.

Pasos para una manicura francesa 

1. Dar forma a la uña

El primer paso para una buena manicura debe ser siempre dar forma a las uñas con una lima. Hoy en día se usan distintos modelos, aunque por lo general, la manicura francesa  se lleva en uñas cuadradas. 

2. Color de base

Como base se puede aplicar un rosa clarito a un tono melocotón, colores claros o pasteles. La intención es usar los tonos similares a los de las uñas, porque este tipo de manicura reproduce sus tonos reales.

3. El blanco de la punta de las uñas

Se aplica de muchas formas y de cualquier manera, como hacerlo a pulso o utilizar guías o rotuladores. También se puede hacer con un pincel y este tiene que ser punta fina. 

4. Tercera capa (opcional)

La tercera capa es opcional. Después de aplicar el blanco y esperar a que se seque, se puede volver a aplicar una nueva capa del color que se usó como base.